Marc Grau

¿Qué tipos de marketing existen?

tipos de neuromarketing

“¿Cuántos tipos de marketing existen?” “¿Cuáles son los tipos de marketing más importantes?” Recientemente me he querido adentrar en el mundo del marketing online y no paraban de pasarme por la cabeza estas dos preguntas. No estaba seguro de si mi estrategia de contenidos era la correcta en los tiempos que corremos y empezaron a surgirme dudas.

Si estás aquí, seguramente seas de esas personas que no paramos de darle vueltas a la cabeza hasta que encontramos la respuesta a nuestras dudas. Por eso mismo, me puse a investigar en internet y para mi sorpresa… ¡Existen más de 80 tipos de marketing digital!

Después de retomar la respiración y tomarme una tila tranquilamente, me informé acerca de una gran cantidad de ellos. Por suerte para todos, la gran mayoría no son realmente importantes. Creo que estar informado sobre el sector en el que nos movemos es algo extremadamente importante en la actualidad, ya que a fin de cuentas quien tiene más conocimientos podrá superar todo tipo de imprevistos con mayor facilidad.

Dicho esto, aquí me tienes, preparando una lista con los tipos de marketing que encuentro más importantes y que todo el mundo debe conocer (siempre que te dediques a este sector). Además de eso, también servirá para aclarar mis ideas y poder complementar cualquier estrategia actual con alguno de estos tipos de marketing digital. Te animo a seguir leyendo este artículo para aprender conmigo toda la teoría indispensable y aplicarla en un futuro.

Los tipos de marketing más importantes

Como te he comentado anteriormente, al ver la gran cantidad de tipos de marketing que existen actualmente me faltó el aire y empezaron a bajarme gotas de sudor frío. Como no quiero que ni tú ni yo pasemos por eso (otra vez) he resumido los tipos de marketing que para mí son los más importantes:

1. Marketing de Afiliación

Seguramente ya conozcas esta forma de obtener ingresos pasivos, ya que el marketing de afiliados es uno de los más conocidos y usados en esta década. Básicamente consiste en vender productos o servicios de terceros a cambio de una comisión por venta.

El porcentaje de la comisión puede variar dependiendo del sector en el que nos movamos, el producto o incluso la plataforma por la que trabajemos. La forma más común de hacer esto es a través de una web o blog en la que se colocan enlaces (con códigos de seguimiento) que lleven a un producto o la web del vendedor. Cuando el usuario que ha hecho clic en el enlace de afiliado acaba comprando un producto o servicio la persona con el código de seguimiento en el enlace se lleva una comisión de la venta.

El ejemplo más común y probablemente más usado en la actualidad son las tiendas de afiliados de Amazon (también conocidas como TSA). Suelen ser tiendas nicho que atacan un sector muy concreto para posicionarse fácilmente en Google y cada uno de sus productos redirige a Amazon. Cuando alguien compra un producto de Amazon después de hacer clic en cualquier artículo de su web y obtener el código de seguimiento de afiliado el propietario de la web se llevará un porcentaje de comisión.

Esta es la tabla de comisiones de Amazon en España:

afiliados de amazon

También existen otras plataformas que ponen en contacto a los propietarios de páginas webs con empresas que quieren vender varios productos y servicios. Cuando se ponen de acuerdo con el porcentaje de comisión, los propietarios de blogs pueden monetizar su tráfico con las ventas de productos de esas empresas.

2. Marketing de Contenidos

Probablemente este sea uno de los más interesantes y que todas las empresas quieren aplicar actualmente. Básicamente consiste en crear contenido útil para los potenciales clientes que aporte valor y haga que quieran acercarse a la empresa sin venderles nada directamente.

Esto puede hacerse tanto por redes sociales como en blogs, emails y otras plataformas. El principal objetivo es fidelizar a posibles clientes ofreciendo contenidos de calidad de forma gratuita y sin esperar nada a cambio. Esta estrategia provoca que el público aprecie la marca y sean más cercanos a ella. A largo plazo, esto favorece a aumentar la cantidad de clientes recurrentes y a ganar visibilidad y fuerza.

El marketing de contenidos es perfecto para todas aquellas empresas que quieren convertirse en referentes de su sector ofreciendo contenido de valor a su público.

3. Marketing Viral

Sin duda alguna, el marketing viral es uno de los más buscados por todas las empresas que quieren darse a conocer aumentando su alcance en gran medida. Para hacer esto, hay que publicar contenidos que sorprendan a los lectores y que tenga mucho potencial de ser compartido entre plataformas y generar enganche y curiosidad.

Aunque no es tarea fácil crear un contenido con potencial de viralizarse, es algo que todas las empresas o marcas personales deben estudiar para intentar llegar al mayor número de gente posible sin gastar grandes cantidades de dinero en publicidad. Hay que hacer matiz en que la clave de este marketing es que la gente comparta el contenido por sí sola, no hay que gastar parte del presupuesto en publicidad intrusiva ya que no funcionará.

Un buen ejemplo de esto, es cuando la marca de coches “Tesla” sacó su nuevo modelo “Tesla Cybertruck”. Cuando en la presentación del coche anunciaron que sus cristales eran indestructibles y para demostrarlo, le lanzaron una bola de hierro. Para sorpresa de todos, el cristal se rompió y el video se hizo viral en muy poco tiempo. Además, al ser un diseño muy llamativo se hicieron un montón de memes en las redes sociales dando una gran publicidad a la marca de una forma totalmente gratuita.

4. Marketing Influencer

Más de una vez habrás visto un video de algún influencer en el que promociona una aplicación de móvil, un producto físico o que anima a descargar algún programa. Esto se llama marketing de influencia y consiste en contactar con algún referente de tu sector para que haga publicidad de tus productos o servicios.

Este tipo de marketing y publicidad es bastante nuevo y no todas las marcas se atreven a mandar sus productos sin saber los resultados que puede recibir de vuelta. Además, hay gente que se aprovecha de esto contactando con empresas y mandando información falsa de alcance y seguidores, con lo que hay que tener cuidado y asegurarnos de que el influencer mueve el tráfico que asegura.

Todo esto puede hacerse tanto en influencers de redes sociales como Instagram, Tiktok, Twitter o Youtube, como en propietarios de blogs con mucho tráfico en el sector que está situada la marca que quiere publicitarse.

5. Marketing de Guerrilla

Este es uno de los tipos de marketing viral que existen y que usan las grandes marcas para conseguir difusión sin tener que gastar demasiado dinero en publicidad. Principalmente, planean tácticas para generar un gran impacto en la gente con el menor presupuesto y a ser posible, dar un golpe a la competencia del sector.

Como he dicho anteriormente, podría considerarse un tipo de marketing viral ya que el objetivo es el mismo pero con la diferencia de que su método de empleo puede usar técnicas poco convencionales.

6. Email Marketing

Este también es uno de los más usados en todo tipo de blogs y páginas webs que hablan de un sector concreto. No es algo extraño que nos pidan un email para suscribirnos a una “Newsletter” que nos mandará un correo cada vez que se suba un artículo en ese blog.

Esto puede usarse tanto para mandar contenido de interés y novedades del blog en el que se hayan apuntado a la lista de contactos como para enviar ofertas de productos. Para hacer esto, el usuario tiene que aceptar una autorización para que puedas mandarle correos sin problemas.

Además, puedes crear tu propia lista de contactos en una base de datos para que tus clientes se suscriban manualmente o puedes comprar una lista de correos para realizar tus campañas de email marketing de forma inmediata.

7. Marketing Directo

Consiste en dirigirse de forma directa con el cliente para venderle algún producto o servicio. Es uno de los tipos de marketing tradicional más comunes ya que no requiere de intermediarios y suele hacerse con gente que ya ha demostrado algún tipo de interés con la marca.

Una de las formas más conocidas es el puerta a puerta donde un representante de la marca viene a vender directamente algún producto o servicio a la persona en concreto. También puede considerarse marketing directo a las estrategias de emails y SMS marketing entre muchas otras.

8. Marketing Relacional

El marketing de relación o relacional consiste en crear unos lazos con el cliente (intentado que sean a largo plazo) antes, durante y después de la compra del producto o servicio. Esto crea un vínculo positivo entre la empresa y el comprador que provoca una relación más cercana y fidelización con la marca.

Esta estrategia es una buena manera de diferenciarse de la competencia en el mercado actual, ya que una conexión con los clientes es más duradera que una relación comercial. Para hacer esto, se usan técnicas de CRM (Customer Relationship Management) que consisten en obtener información del cliente para poder ofrecerle soluciones totalmente personalizadas.

9. Marketing de Comunidad

Es muy parecido al comentado anteriormente ya que consiste en estar cerca del público objetivo que le guste interactuar y mantener conversación junto a otros seguidores. Esta comunidad puede ser tanto de clientes como trabajadores, proveedores, etc.

Varias redes sociales como Facebook y LinkedIn facilitan este proceso dando la opción de crear grupos para relacionar a los clientes con trabajadores de una forma directa. Es una estrategia muy viable que puede aplicarse paralelamente a otra estrategia de marketing de relación.

10. Neuromarketing

Seguro que más de una vez has oído hablar del Neuromarketing y alguna de sus aplicaciones. Se trata de un tipo de marketing que se basa en el conocimiento del comportamiento de los humanos para llevar a cabo acciones teniendo en cuenta cómo funciona nuestro cerebro para incitarlo a la compra.

Uno de los ejemplos más comunes son las ruedas de los carros de los supermercados. ¿Te has dado cuenta que siempre se mueven de lado? Eso está hecho para que los carros se acerquen a las estanterías y al estar más cerca de los productos te entretengas con ellos y sea más fácil que llegues a comprarlos. Igual que este ejemplo existen una infinidad de estrategias que se usan tanto en la elección de colores, fuentes de letra y mil cosas más.

11. Geomarketing

Este es un concepto bastante sencillo y suele usarse mayormente en pequeños negocios (probablemente muchos sin ser conscientes de ello). Consiste en una estrategia de marketing enfocada a vender un producto según la localización de los clientes potenciales. Esto puede usarse tanto para segmentar campañas de clientes en una zona específica o en un radio de distancia de la localización de la tienda.

12. Marketing Tradicional

El marketing tradicional consiste en todas las estrategias que se usaban antes de aplicar las redes sociales y el marketing online. Todas estas estrategias usaban los 4 principios que aun hoy en dia se siguen aplicando en toda estrategia: el producto, el precio, la distribución y la promoción.

En definitiva, el marketing tradicional son todas las estrategias que se usaban antes de que apareciera el uso de internet para vender todo tipo de servicios y productos. Son las bases de todos los tipos de marketing nombrados anteriormente.

Tipos de clientes marketing

Todas las estrategias de marketing se centran en buscar nuevos clientes usando todo tipo de métodos diferentes. Por eso mismo, hay que tener en mente que tipos de clientes existen y cuáles son los que buscamos nosotros para no invertir tiempo y esfuerzo en algo que a lo mejor no nos da los resultados esperados. He preparado una lista muy corta con los principales tipos de clientes para que tengáis claro cuál es el que buscáis:

  • Fieles: Son los clientes que nunca fallan pero no manifiestan su agradecimiento con la marca abiertamente.
  • Impacientes: Se quedan con la marca que solucione con mayor rapidez sus problemas.
  • Indiferentes: Tienen una actitud neutral sobre el producto o servicio que ofrecemos.
  • Indecisos: Son muy parecidos a los clientes indiferentes pero demuestran algún interés por la marca.
  • Agresivos: Son muy irritables y siempre quieren que les demos la razón.

Después de haberte dado la chapa con todos los tipos de marketing que considero más importantes en la actualidad, espero que tengas un poco más claro como dirigir tu proyecto y empresa para encontrar tu público objetivo. Si tienes cualquier duda o crees que me he dejado algo importante por comentar, no dudes en dejármelo en la caja de comentarios y te responderé con la mayor rapidez posible.

Nos vemos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn